fbpx

En este artículo vamos a explicarte qué es el Método Montessori y por qué lo aplicamos en nuestra residencia. Para ello, lo primero que vamos a hacer es definir este concepto.

El método Montessori es un método educativo basado en las teorías del desarrollo integral del niño. Su creadora, María Montessori, fue una maestra, pedagoga y filósofa, que desarrolló estas ideas a finales del siglo XIX y principios del XX.

El punto de partida es que los niños absorben como esponjas toda la información que necesitan para su actuación en la vida diaria. Esta visión integral del aprendizaje se traslada a lo académico y lo traspasa. La base del método es que no debemos limitarnos a enseñar conceptos sino procurar un desarrollo completo y equilibrado. El niño aprende a hablar, leer, escribir y contar de las misma forma que hace al gatear, caminar, correr, saltar…., es decir de forma espontánea antes de completar los seis años de edad. El papel del método y del profesor sería, en primer lugar, estimular sensorialmente al niño para facilitar el aprendizaje. Esta estimulación sería global, es decir, estimulamos no sólo la vista y el oído, sino también olfato, gusto y tacto.

Una secuencia esquemática del desarrollo del método sería:

  1. Aprender a partir del juego.
  2. Trabajar en forma grupal.
  3. Organizarse
  4. Aprender en colaboración.
  5. Responsabilizarse de las tareas.
  6. Fomentar el debate y la crítica.
  7. Desarrollar la confianza, autonomía y la experiencia directa.
  8. Permitir que el niño encuentre solución a sus problemas.
  9. Que aprenda a organizar y a manejar bien sus tiempos.

A partir de estos pasos se pretende desarrollar en el niño la autonomía, la independencia, la iniciativa, la capacidad de elegir, el desarrollo de la voluntad y la autodisciplina

¿Por qué defendemos y aplicamos este tipo de educación?

  1. El aprendizaje debe ser una experiencia muy positiva y divertida.
  2. El centro del proceso es el alumno. Él es el protagonista de su aprendizaje.
  3. Sabemos que cada alumno es diferente, no hay uniformidad: todos los estudiantes pueden aprender, pero no todos el mismo día ni de la misma forma.

Si tenemos en cuenta todo esto, conseguiremos un desarrollo personal exitoso. No podemos ceñir el éxito a sacar buenas notas, o posteriormente a lo laboral. Nos referimos a formar personas honestas, responsables, eficientes, y sobre todo felices.

Este es el objetivo de la educación integral que proponemos dentro de la Residencia Formando San Francisco Javier.

Y tú, ¿conocías el Método Montessori? Coméntanos en redes sociales y forma parte de nuestra comunidad online.