Educar en valores

La educación, para la mayoría, significa intentar que el niño se parezca al adulto típico de su sociedad. Pero para mí, significa hacer creadores, tienes que hacer inventores, innovadores y no conformistas.

Jean Piaget

Educar en valores

La educación, para la mayoría, significa intentar que el niño se parezca al adulto típico de su sociedad. Pero para mí, significa hacer creadores, tienes que hacer inventores, innovadores y no conformistas.

Jean piaget

Recursos Humanos: Un gran equipo

Educadores

J. María Zambrano

Psicólogo

José María Zambrano

Psicólogo, amplia experiencia (más de treinta años en el mundo de la educación y la orientación escolar), asesor experto de la Junta de Extremadura en emprendimiento y coaching educativo, profesor y tutor de proyectos en la Escuela de Organización Industrial (EOI).

MISIÓN Y VALORES DE LA RESIDENCIA

Es necesario que conozcas cuál es la misión que atribuimos a nuestra residencia y cuáles son los valores sobre los que se sustenta nuestro nuevo proyecto.
Muchos pueden tener una idea equivocada o antigua de lo que es una residencia permanente o internado. Por ello, queremos desvincularnos totalmente de esa imagen y aportar un nuevo concepto sobre lo que significa para un estudiante vivir en una residencia durante el curso escolar.
Algunos padres se sienten perdidos o frustrados en cuanto a la educación de sus hijos. Esto puede estar motivado porque el estudiante entra en una dinámica de fracaso escolar o de riesgo de fracaso. Como consecuencia, esta situación puede terminar desembocando en un marco de insatisfacción personal y desmotivación.
Esta dinámica, que es progresiva, no surge de una falta de capacidad ni de aptitud por parte del alumno, sino de una mala estructuración del tiempo, una falta de organización y una falta de control de la actividad. El problema es que, precisamente por exigencias de nuestro tiempo, los padres no pueden proporcionar un marco de solución al problema.
El modelo de residencia que ofrecemos está relacionado con un centro que posee una estructura acogedora y flexible, con un personal cercano y cualificado y un modelo de gestión del tiempo y la actividad personalizado, atractivo y motivador.
Esta es la razón de ser de nuestro proyecto. Queremos que nuestros alumnos mejoren su gestión del tiempo y el esfuerzo y, a la misma vez, vayan consiguiendo avances en su desarrollo que les vayan motivando, haciéndoles creer en ellos mismos y, al final del proceso, siendo más maduros y felices.

MISIÓN Y VALORES DE LA RESIDENCIA

Es necesario que conozcas cuál es la misión que atribuimos a nuestra residencia y cuáles son los valores sobre los que se sustenta nuestro nuevo proyecto.
Muchos pueden tener una idea equivocada o antigua de lo que es una residencia permanente o internado. Por ello, queremos desvincularnos totalmente de esa imagen y aportar un nuevo concepto sobre lo que significa para un estudiante vivir en una residencia durante el curso escolar.
Algunos padres se sienten perdidos o frustrados en cuanto a la educación de sus hijos. Esto puede estar motivado porque el estudiante entra en una dinámica de fracaso escolar o de riesgo de fracaso. Como consecuencia, esta situación puede terminar desembocando en un marco de insatisfacción personal y desmotivación.
Esta dinámica, que es progresiva, no surge de una falta de capacidad ni de aptitud por parte del alumno, sino de una mala estructuración del tiempo, una falta de organización y una falta de control de la actividad. El problema es que, precisamente por exigencias de nuestro tiempo, los padres no pueden proporcionar un marco de solución al problema.
El modelo de residencia que ofrecemos está relacionado con un centro que posee una estructura acogedora y flexible, con un personal cercano y cualificado y un modelo de gestión del tiempo y la actividad personalizado, atractivo y motivador.
Esta es la razón de ser de nuestro proyecto. Queremos que nuestros alumnos mejoren su gestión del tiempo y el esfuerzo y, a la misma vez, vayan consiguiendo avances en su desarrollo que les vayan motivando, haciéndoles creer en ellos mismos y, al final del proceso, siendo más maduros y felices.